Emisiones de Radio

Punto Radio Cadena Nacional 89.8


Luces en la oscuridad

La Pirámide de Keops, entrevista a José Alberto García, egiptólogo e investigador.

Punto Radio Cadena Nacional 89.8 entrevista a José Alberto GarcíaLos secretos del antiguo Egipto, son los mejor guardados de la historia. Investigadores, historiadores y egiptólogos, han dedicado gran parte de sus estudios, a intentar descubrir esos misterios que envuelven la cultura egipcia.

Desde el año 3.000 antes de Cristo, Egipto pasó de ser una pequeña civilización cerca del Nilo, a convertirse en una gran época de esplendor faraónico, cuya primera y gran manifestación fue la Pirámide de Keops y la Esfinge.

Y es que, ¿por qué hay tanta confusión en cuanto al modo en que fueron construidas? ¿Es cierto que fueron obra de seres de otros planetas? ¿Qué elementos se emplearon en su levantamiento? ¿Por qué el interior de la Gran Pirámide está lleno de pasadizos? ¿Cómo funcionan los canales de ventilación? ¿A qué se debe que la Esfinge actual no sea la misma que la que se colocó en sus primeros años de construcción?

 

 

Los enigmas de Tutankamón. Entrevista a José Alberto García, egiptólogo.


entrevista a José Alberto GarcíaInvestigaciones recientes apuntan a que Tutankamón era hijo de Amanofis IV, naciendo hacia al año 1340 antes de nuestra era. En cuanto a su lugar de nacimiento hay tres posibilidades: Menfis, la capital tradicional de Egipto, Tebas, la ciudad que había sido capital del país hasta la llegada de Akenatón, y la propia ciudad de Akenatón, actualmente Tel el-Amarna Tutankatón significa “la imagen viviente de Atón”. Tutankamón significa “la imagen viviente de Amón” y se la cambió cuando subió al trono, retomando así la tradición del dios de Tebas. Parece que Nefertiti no tuvo nada que ver y que la madre de Tutankamón pudo ser una esposa secundaria de Akenatón, llamada Kiya. Hay quien apunta que se trata de una de las esposas del país de Mitanni, que fueron entregadas a Amenofis III, y que en vez de casarse con este faraón, lo hizo con su hijo Akenatón. Sirvió de bisagra entre 2 períodos importantes de la historia de Egipto: la época de Amarna, en la que Amenofis IV cambió el panteón politeísta que veneraba hasta entonces, por uno monoteísta dedicado al disco solar Atón, y la restitución teológica que se produjo después de esa revolución, ya a finales de la Dinastía XVIII. Existe la teoría del asesinato. En radiografías del cráneo realizadas en el año 1960, aparece un pequeño hueso en la parte occipital, seguramente procedente de algún desprendimiento, producto de un golpe producido en la zona de la cabeza antes de morir. No fue asesinado. A principios del año 2005 se realizó un escáner a la momia. Los resultados fueron que su muerte se debió a la infección de una herida en la rodilla izquierda debido seguramente a una caída. Tras la muerte de Tutankamón le sucedió en el trono Ay, un extraño personaje, quizá el padre de Nefertiti, que tras casarse con la viuda del Faraón Nilño, Ankhesenamón, reinó durante 4 años.